Literatura y Ley Fundamental de Bonn. Algún memento para algún olvido

El año 1983 Peter Häberle (1934-) presentó
su trabajo La Constitución de los Literatos [Das Grundgesetz der Literaten. Der Verfassungstaat im (Zerr-) Spiegel
der Schönen Literatur,
Baden-Baden: Nomos, 1983] donde aborda la relación de poetas,
narradores e intelectuales alemanes con la Ley Fundamental de Bonn de 1949, y
cuyo título en lengua germánica –como se observa– no ocultaba reflejos ‘distorsionados’.
El elenco de autores a los que Häberle acudió fue representativo, como asimismo
las conclusiones derivadas del análisis. Desde posiciones como la de Rolf Hochhuth
«Es un cuento que la República Federal sea un Estado de Derecho» (“Die
Hebamme.
Eine Komödie“, en Die Hebamme. Komödie. Erzählungen.
Gedichte.
Essays, Reinbek bei Hamburg:
Rowohlt, 1971, p. 113– a otras, aunque críticas, mucho más conciliadoras, que
le permitirán concluir que la literatura alemana raramente presentó una crítica
total al Estado de Derecho.

Años más tarde, en juicio más matizado, aún
le cupo precisar: “Con todo, muchas de las reformas propuestas por el legislador,
coreadas desde la euforia de los literatos de izquierda, al encontrar una
resistencia en el Tribunal Constitucional renovó los recelos de estos escritores
hacia el sistema constitucional en su conjunto. Fueron objeto de discusión: la
limitación de las actividades políticas sobre la base de la sentencia del
Tratado Fundamental29 , el estatuto de los profesores en la Escuela secundaria,
la reforma del artículo 218 del Código Penal, la reforma del servicio militar y
conflictos comparables a decisiones anteriores –como el juicio sobre la consulta
popular o el juicio de las escuchas– que dan la medida de una legislación
alternativa en el Estado Constitucional y en cuya defensa fueron a la par las
jóvenes generaciones y la izquierda literaria con su tradición utópica y
espiritual. El ensayo de estos modelos utópicos (y supuestamente mejores) no
fueron admitidos.” (Peter Häberle – Héctor López Bofill, Poesía
y Derecho constitucional. Una conversación
, Barcelona: Fundació Carles Pi i
Sunyer, 2004, pp. 55-56. Asimismo,
Peter Häberle – Héctor López Bofill,
Poesía y Derecho constitucional. Una conversación, Lima: Tribunal
Constitucional del Perú, 2015, pp. 61-62
).

En todo caso, quedó ajeno a la lectura y
valoración del maestro Häberle una obra que, adquirida en la Librería Antonio
Machado de Madrid hará no menos de tres años y ahora aprovechando las actuales circunstancias,
he releído durante estos últimos días con enorme beneficio. Se trata de …
Ya eres un enemigo de la
Constitución. La inesperada ampliación del acta personal del profesor Kleff
(trad. de Ruth Zautner, Barcelona: Editorial Montesinos, 1982: Schon bist du ein
Verfassungsteind
, Berlin:
Rotbuch Verlag, 1975, en su edición original), de Peter
Schneider. Es muy cierto que parte, y no
menor ni insustancial para la trama, casi kafkiana, de los avatares del protagonista
en la tramitación del ‘acta personal’
bien podrían inscribirse en el cúmulo de insatisfacciones constitucionales de
la izquierda radical a que la matización de
Häberle en 2004 hacía
alusión.  Pero no sólo y, desde luego, no
suficientemente.
 
 
Peter Schneider (1940-)

 


En la novela –de estructura
epistolar entre un 4 de mayo y un 2 de octubre– se contiene una primera
referencia nada irrelevante a mi entender. Allí donde se lee: “Se puede decir
cuántas veces se quiera: antiguos jurisconsultos nazis, que entonces protegieron
al Estado nazi, están presentes ahora, cuando la Constitución debe ser
protegida de nosotros. Y no pasa nada, absolutamente nada.”(pp. 55-56). Y, a
continuación, esto otro: “De todas formas, resultaba imposible encontrar
todavía a algún nazi convencido. Cuando se preguntaba se tenía la impresión de
que nuestros padres habían sido todos luchadores resistentes. Así que renuncié
a plantear siempre las mismas preguntas, respondidas desde hacía mucho tiempo. Al
parecer no se trataba de superar este pasado, sino de olvidarlo. Pero cuando
ahora, los insignificantes nazis empiezan a fisgonear en el credo político de
los hijos de los nazis que no quisieron ser como sus padres, me aferro a la
pregunta que se me ocurrió en la escalera, poniendo el acento en el «ustedes»:
«¿Cómo se les ocurre plantearme preguntas sobre mis convicciones, precisamente
a ustedes?».” (p. 57).
Y asimismo,
este párrafo: “Paralelamente, el colega se sorprendía de que el aludido hubiera
empleado en esta nueva escuela a un maestro nacionalsocialista que durante el Tercer
Reich, como rector de nuestra escuela, había expulsado a la mitad del
profesorado, entreellos al autor de la carta. En relación cn esto, el colega
expresaba su sospecha de que no era por casualidad que el decreto contra los
radicales hubiese sido publicado precisamente en un momento en que por
cuestiones de edad ya no existía peligro alguno de que pudiera aplicarse a
nacionalsocialistas” (p. 75). O también este otro: «los profesores de derecho nacionalsocialista que redactaron este comentario [Sólo puede ser nombrado funcionario aquél que junto a la capacidad para el cargo ofrezca la garantía de que en todo momento, incondicionalmente (es decir, sin ‘peros’), defienda al Estado nacionalsocialista], después de 1945 volvieron a exigir la garantía de defender en todo momento el orden constitucional demócrata-liberal» (p. 100).

Estos
fragmentos, y algún otro momento preludiar que los prepara, son expresivos de
una etapa de la cultura jurídica germánica contemporánea que, por antecedente o
consecuente, han estudiado y colaborado a difundir en su mejor conocimiento algunos
destacados colegas de mi disciplina.  
Así, durante
2016 se publicaron en España dos importantes trabajos sobre el Derecho nazi.
Recuerdo aquí Creer en Hitler. El triunfo de la fe y la sumisión sobre la
libertad
(Sevilla: Aconcagua Libros, 2016, 402 pp. ISBN: 788494504914), de
Carlos Alarcón Cabrera, o la traducción de Bernd Rüther en Derecho
degenerado. Teoría Jurídica y juristas de cámara en el Tercer Reich
(Madrid:
Marcial Pons, 2016, 245 pp. ISBN: 9788491230687), a cargo
de Juan Antonio García Amado. Y para 2018, la excelente monografía de Antonio
Manuel Peña Freire, Legalidad y orden
jurídico. El debate sobre la legalidad del exterminio nazi
(Barcelona:
Atelier, 2018, 258 pp.
ISBN 9788416652921).

… Ya
eres un enemigo de la Constitución
, de Peter Schneider no es un producto
literario, desfigurado o no tanto, reflejado en el espejo de la Constitución
alemana de 1949 –Ley Fundamental para la
República Federal de Alemania
(Grundgesetz
für die Bundesrepublik Deutschland
)– sino una condensación en el cristal de
su legalidad capaz, no obstante, de transparentar, a pesar de su calculada
borrosidad legitimante, una imprecisa legitimidad aún entonces deudora de ese período
de Derecho nazi que constituyó una auténtica ciclogénesis explosiva en la
Cultura jurídica europea.

En lo demás, no faltan referencias –cuyo
empleo produce incomodad entre no pocos constitucionalistas del 49– a la Constitución de Weimar (1919) y al sistema
de juramento de fidelidad del funcionariado (art. 130, párrafo 2), de muy superior
diseño técnico y neutralidad ideológica.  


J. C. G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Related stories