Noventayochismo y Antropología criminal: el caso Baroja

Ya editado en papel, pendiente de acceso on-line, mi trabajo
«Noventayochismo y Antropología criminal: el caso Baroja», Revista europea de Historia de las ideas políticas y de las instituciones públicas 14 (diciembre 2019- febrero 2020), pp. 93-107.

 

 

Reproduzco las líneas finales del texto. Son éstas:

 

De memoria manuscrita La mano acaricia la memoria y la amansa cuando la escribe; y todo aquello que le hace perder de bravía, de silvestre y hasta de montaraz –que son estorbos, cuando no rémoras– lo gana para el entendimiento. El juicio maduro es para entonces la memoria quintaesenciada y prevenida en el teatro del tiempo.
Comienza por alisar palabras, como ‘sacaróforo’, porque:

«Usar nombres pseudocientíficos en vez de nombres vulgares y corrientes es el sistema lombrosiano, sistema que no añade nada a la idea y no hace más que cambiar las palabras del diccionario.”

Continúa luego con lo que hay detrás de ellas, de las palabras, que no son sino otras palabras:

«Dentro de la Ciencia médica se ha dado mucho la charlatanería, y si en un Messmer, en un Hahnemann o en el mismo Gall hay un fondo de charlatanería, no lo hay menos en los Lombroso, en los Richet y en los Freud.»

Y, así, ya se han removido todos los estorbos, que fueron los hechos. Ya la Memoria es incomún al almacén del Tiempo vivido. Es una memoria construida como otro personaje más de sus novelas, el verdadero personaje presente en todas ellas: la memoria de Baroja manuscrita por Baroja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Related stories