Categorías
Uncategorized

Cine, series y Derecho. Facultad de Derecho de la Universidad de Chile

Categorías
Uncategorized

PASIONES DEL BIBLIÓFILO. Sobre la ‘Ilustración imperfecta ’ en España

Hace años que descansa en mi biblioteca el impreso que hoy traigo a más luz. Lo adquirí en Barcelona, a un precio bien negociado tras argüir que presentaba errores de paginación, no presentes en otras ediciones. En realidad, no los había sino de encuadernación, por haber descuidado quien de ella se ocupó –en modo muy casero y algo burdo– el orden de los cuadernillos. Ello me procuró una reducción de coste altamente significativa. Más tarde comprobé que mi ejemplar sí poseía una singularidad tipográfica, ausente en todos los que fui consultando, y es que la numeración de la página 45 está invertida, mostrándose como 54. En todo caso, el resto de ejemplares de la obra en archivos y bibliotecas públicas es contado; sólo los de BNE, Sede de Recoletos: VC/12587/5; Archivo Biblioteca de los Barones de Valdeolivos, Fonz (Huesca): HU-F-BV, C-3012, y Archivo Histórico Comarcal de Reus (Tarragona): T-R-AHC — Reconversión — R. 725.
Mas ya al margen de dichas peculiaridades, estas ‘Conclusiones extraordinarias de algunos principios de Derecho Natural y Civil’ dan para glosar su rareza por motivos que no son bibliófilos, pues sirve de ocasión para no soslayar la ‘imperfecta’ circunstancia de la recepción del pensamiento ilustrado europeo en la España del s. XVIII. Y así, Victorián Villava y Aybar [Zaragoza, 13 de enero de 1747 –La Plata, Bolivia (hoy Sucre), 11 de mayo de 1802] viene a ser muestra de ese patrón voluntarioso –voluntarista, incluso– pero defectivo.
En estos días es muy poco el tiempo que puedo dedicar a escribir. Debería hacerlo alguna vez mañana, en algo con título como: «La ‘Ilustración imperfecta’ en España. Victorián de Villava y Aybar, a través de Pedro María Ric y de Monserrat».

Categorías
Uncategorized

«y mi esposa fue la Ley». CARPENTIER Y LAS CRISIS MATRIMONIALES

«Pero de pronto, sus brazos cayeron, bajó la voz al registro grave, y mi esposa fue la Ley. Su idioma se hizo idioma de tribunales, de abogados, de fiscales. Helada y dura, inmovilizada en una actitud acusadora, atiesada por la negrura del vestido que había dejado de modelarla, me advirtió que tenía los medios de tenerme atado por largo tiempo, que l…levaría el divorcio por los caminos más enredados y sinuosos, que me confundiría con los lazos legales más pérfidos, con las tramitaciones más embrolladas, para impedir el regreso a donde vivía la que designaba ahora con el término ridiculizante de Tu Atala. Parecía una estatua majestuosa, apenas femenina, plantada sobre la alfombra verde como un Poder inexorable, como una encarnación de la Justicia. Le pregunté por fin si era cierto lo de su embarazo. En ese momento, Temis se hizo madre: se abrazó a su propio vientre con gesto desolado, doblándose sobre la vida que le estaba naciendo en las entrañas, como para defenderla de mi avilantez, y rompió a llorar de modo humilde, casi infantil, sin mirarme, tan adolorida que sus sollozos, venidos de lo hondo, apenas si se marcaban en leves gemidos. Luego, como calmada, fijó los ojos en la pared, con semblante de contemplar algo remoto; se levantó con gran esfuerzo y fue a su habitación, cerrando la puerta detrás de sí.»

 

 

ALEJO CARPENTIER, LOS PASOS PERDIDOS, MÉXICO: EDIAPSA, 1953.

 

XX–XX

 

Me queda una duda genuina: ¿qué criatura alumbraría de sus entrañas una Justicia encinta?

 

J.C.G

Categorías
Uncategorized

Sobre la prudencia judicial

Leonel Castillo
González

La prudencia: cualidad
esencial para el buen juez

Tribunal
Electoral del Poder Judicial de la Federación: Ciudad de
México, México, 2019, 57 pp.

ISBN
978-607-708-452-5
 

Texto de la conferencia pronunciada
en el Seminario internacional sobre función judicial: ética y justicia abierta,
el 24 y 25 de mayo de 2018 en Durango, Durango.

 

Leonel Castillo
González
, Licenciado en
Derecho por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Doctor honoris
causa por el Centro de Investigación y Desarrollo del Estado de Michoacán.
Catedrático en la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de
Colima, la Universidad Autónoma de Querétaro, el Instituto Tecnológico Autónomo
de México, el Instituto de Especialización Judicial, entre otros, en materia de
derecho procesal electoral y de juicio de amparo.

Fue presidente del
Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (2005-2006) y director
del Instituto de la Judicatura Federal (2011-2013); in­tegró la Comisión de
Administración del Tribunal Electoral, de la cual fungió como presidente.
Actualmente es magistrado en el Cuarto Tribunal Colegia­do en Materia Civil del
Primer Circuito Judicial.

Accesible en:https://www.te.gob.mx/publicaciones/sites/default/files//archivos_libros/190905_La%20prudencia_Digital.pdf

Categorías
Uncategorized

Derecho y Literatura en Perú. Presentación de ‘Tratado sobre el Poder político’

Tuve el honor de escribir su Prólogo.
¡¡Enhorabuena Miguel Torres Méndez!!

Categorías
Uncategorized

Academia Paranaense de Letras Jurídicas, hace público el listado de ganadores del I CONCURSO DE ARTIGOS DIREITO E LITERATURA

La Academia Paranaense de Letras Jurídicas hace público el resultado del I CONCURSO DE ARTIGOS DIREITO E LITERATURA, convocado en conmemoración de los 120 años del nacimiento de Jorge Luis Borges.

Gonzalo ANA DOBRATINICH, doctorando de Filosofía del Derecho en cotutela internacional entre la Universidad de Buenos Aires y la Universidad de Málaga, obtiene con su artículo «Jorge Luis Borges, autor literario do Direito’ el primer premio.

Categorías
Uncategorized

PASIONES DEL BIBLIÓFILO. Sobre Carlo Antonio de Martini (1726-1800)

 

 

 

Siendo joven profesor de ‘Derecho Natural y Filosofía del Derecho’, cuya denominación luego cambió a ‘Filosofía del Derecho, Moral y Política’ y algo después a ‘Filosofía del Derecho’, designada ahora en mi universidad ‘Filosofía del Derecho y Teoría del Derecho’, comencé una colección de manuales de la asignatura. En mis tiempos de PNN –Profesor No Numerario– humillé más de una vez la contundencia de mi dieta alimentaria para adquirir alguno de ellos….He reunido ya por encima del medio centenar de obras entre los s. XVIII y XX –de éste último hasta la primera mitad– tanto españolas como de otros diferentes lugares de Europa. Son ediciones cuyo destino escolar las ha ido haciendo cada vez más ‘raras’, de modo que a veces su hallazgo ha resultado fruto del albur en combinación con lo milagroso. Para formar esa pequeña colección he seguido siempre vías lícitas, aunque debo confesar que no siempre sin total remordimiento. Con la imagen anexa noticio la más reciente entrada a mi biblioteca, que me llega desde Portugal.
Carlo Antonio de Martini, o también Karl Anton von Martini, natural de Revo (Trento, Italia), que tomó carta de naturaleza austriaca y vivió entre los años 1726-1800, habría de constituir uno de los más representativos exponentes del iusnaturalismo austriaco. Influido, sin duda, por la doctrina de predecesores como Grocio o Pufendorf, superó, no obstante, aquellas mediaciones para adquirir, no sin motivo, rasgos de singularidad; así, en punto a la superación de las posiciones más conservadoras del Derecho natural de su época. En ese sentido, Martini postuló la equiparación –al menos en el plano teórico, que no era poca cosa para aquel tiempo– de los derechos y deberes ente los cónyuges en todos los aspectos de la vida familiar, arguyendo como como razón decisiva el principio de dignidad. Su preponderancia fue escasa en España; ser católico, además de iusnaturalista reformista y progresista en la primera mitad del s. XVIII español no concitaba el entusiasmo general. Parece que sí –y bastante más, por el contrario– en otras naciones europeas. Muy considerado en la corte austriaca lo fue también en Portugal, donde su obra –ésta que reproduzco en particular– pasó a convertirse en el manual de la asignatura de Derecho natural tras la reforma universitaria de 1772. Las inclinaciones del Marqués de Pombal hacia el josefinismo austriaco lo favorecieron, así como los contactos personales con Martini en Viena durante la estancia de aquél allí el año 1745 en calidad de diplomático fueron el germen nutricio.

 

MARTINI, Caroli Antonii. DE LEGE NATURALI EXERCITATIONES SEX, Confluentiae: Sumtibus J. C. Huber, 1781, 292 pp.

Categorías
Uncategorized

Derecho y Literatura en Chile. Universidad Austral de Chile,

Categorías
Uncategorized

Artes y Derecho. Novedad bibliográfica

Artes y Derecho. Estudios desde una visión multidisciplinar del fenómeno jurídico

Cristina Monereo Atienza (Dir. coord..)

Granada: Editorial Comares, 2019, 312 pp.

ISBN: 9788490458730

Este monográfico reúne los trabajos presentados en los dos primeros ciclos del Seminario de Artes y Derecho llevados a cabo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga. El objetivo es incorporar en el programa educativo la dimensión creativa del Derecho a través de las Artes o Humanidades entendidas de modo de general (a través del uso de una división generalizada entre artes ópticas o visuales,– incluyendo arquitectura, pintura, o fotografía-, artes acústicas (–literatura o música) y mixtas (–cine, teatro, entre otras). Se trata de generar una visión más crítica y reflexiva sobre el individuo, la sociedad, y el Derecho en su conjunto, que se haga eco de los diversos giros epistemológicos que están transformando la realidad jurídica: lingüístico, narrativo, visual, memorialístico y también afectivo. Este último giro es de especial importancia, ya que para intervenir y operar una transformación en el modelo jurídico –y, por ende, político– y conseguir remover un “pensamiento acomodado” y desequilibrar su “saber instituido”, es necesario rehabilitar destrezas que permitan pensar y actuar de distinta manera, y también sentir en forma diferente. En producir un giro afectivo se halla seguramente la más novedosa y renovadora potencia de la inteligencia creacional jurídica. Para afrontarlo el jurista debe desarrollar estrategias cognitivas distintas de las usuales, además de recuperar habilidades y destrezas que tradicionalmente ha desacostumbrado en su práctica intelectual. Y es esto lo que se propone aquí al apelar a una visión multidisciplinar del fenómeno jurídico que, en definitiva, presume hablar de una Cultura del Derecho.

 

 

 

Categorías
Uncategorized

Los Derechos individuales y la ‘poesía de las tradiciones’

 

“El gobierno que confundiendo todas las operaciones del poder se erige en legislador, juez y en ejecutor, no es gobierno constitucional, es arbitrario […] La degeneración del constitucionalismo en arbitrariedad es gradual, y en esto consiste en que dentro de él, quepan opiniones más o menos conformes a la verdad, más o menos conformes a la justicia; y estas opiniones nacen del principio de utilidad, que a echado profundas raíces. La razón de utilidad que cada uno la entiende para sí, es la que sirve de comodín, cuando se trata de hacer prevalecer una idea errónea sobre una verdadera. ¿En que fundan los ingleses esa monstruosa diferencia en los derechos sociales? En la utilidad de conservarla poesía de las tradiciones, y en el respeto a los privilegios concedidos anteriormente. En estos fundamentos apoya la injusticia de que un territorio y los habitantes de él tengan más influencia, siendo en corta extensión y en corto número, que otro que es de más extensión y número de habitantes. Estas injusticias las hace llevaderas el respeto a los derechos individuales, y el fraccionamiento de las operaciones del poder, que es lo que los asegura; porque […] hay diferencia entre unos y otros, siendo los individuales absolutamente indispensables y los sociales no tanto. Esta diferencia la llevamos hasta el punto de consignar como útil para conseguir los primeros el derecho de insurrección, cuando no lo creemos del mismo modo para los sociales, que a favor de los primeros, pueden irse reconquistando, como les ha sucedido a los mismos ingleses, y sucederá en todos los países en que el hombre pueda usar de su persona, de su hacienda y de su pensamiento con libertad”

Camilo Alonso Valdespino, La Ciencia constitucional y la política, Madrid: Imprena de D. José Cosme de la Peña, 1845, pp. 166-168.