Fotografía y Derecho. ‘¡Oh, Justicia, dulce manantial de tu llanto!’

 

Acqua mo, Acqua mo!

Venecia, s. XX

BIGOLANTE (chesuona Portatore del bigòlo ; V. BIGOLO) s. in. Cosi qui chiamasi il Facchino o la Femmina servigiale che porta l’acqua dolce
alle 
case col
mezzo dell’ arconcello, detto BlGÒLO. Se il Bigolante è uomo,
dicesi Acquaruolo o Acquaiuolo; se femmina, Portacqua, essendo questa voce di gen. femminino. V. AQUARIÒL e PORTÀQUA.

Véase Dizionario del
dialetto veneziano di Giuseppe Boerio
, edito per
cura di Daniele Manin, Venezia: coi tipi di Andrea Santini e figlio, 1829, p
55.

 

XXXXXXXXXXXX

 

Metafóricamente la figura de esta ‘portadora de agua’, esta aguadora veneciana, bien podría representar otra alegoría de la Justicia. Una Justicia dispensadora, casa por casa, de agua dulce.

Una Justicia no tanto ‘líquida’ en el sentido de Zygmunt Bauman -peligrosamente desbordable en avenidas de abuso, como las que históricamente remontan a la Escuela de Derecho Libre en antecedente directo al nazismo jurídico, y que otras veces se escapa entre los dedos- como dulce agua de Justicia. La dulzura de la Justicia, que es la Equidad. El agua reposada y apacible de la Justicia.

Agua dulcísima para saciar la sed de una Humanidad que errante camina el desierto de los Derechos, donde tantas veces la realización de la Justicia es un espejismo.

Giustizia, Giustizia mo, Giustizia mo!

¡Oh, Justicia, dulce manantial de tu llanto!

 

J.C.G.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Related stories