Con Ángel López López en el ‘ferragosto’ sevillano

El ‘ferragosto’ sevillano rebosa de sorpresas llenas de amistosa frescura. Hoy, en el supermercado -el lugar preferente de mis inversiones- coincidí con el profesor Ángel López López (Catedrático de Derecho civil de la Universidad de Sevilla). Él me reconoció antes que yo a él, pero ambos somos reconocibles y más él que yo. Nos hemos conversado un café, y reconstruido atmósferas -eso que la Universidad de hoy ha extraviado- en un diálogo de tintes socráticos. La memoria es una delicatessen; debe tomarse con cuidado entre los dedos, tenerla en la boca y paladearla, y debe también no consumirse a diario. La memoria es para la celebración; el reencuentro con Ángel lo es siempre.

Y hemos tenido plática -siempre a la clara luz de sus palabras- sobre Derecho y Ciencia jurídica. Los fraseos fueron esta vez sobre Derecho Agrario, materia de su tesis boloñesa, y acerca de la hibridada naturaleza privada y pública que en él es paradigma, categorías que yo he interpretado desde la curvatura en las trasformaciones del Derecho, le dije. Concurrencias con un maestro que, naturalmente, estimulan y comprometen. Luego, intercambio de números de móvil y -Servicio de Correos mediante- de libros que enriquecerán mi biblioteca mucho más que los que desemboquen en la suya.

 

J.C.G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Related stories